[Sonares] 20. Mujeres Amazónicas, Manifiesto

 

 

 

Las mujeres Shuar, Kichwa, Achuar, Siona, Secoya, Cofan, Huaroni, Shiviar, Quijos, Zápara, Anduas de la Amazonía ecuatoriana reunidas en sede de la Confenaie, los días del 7 al 12 de marzo de 2018.

Mandato de las mujeres amazónicas defensoras de la selva de las bases frente al extractivismo:

Las mujeres amazónicas de base, defensoras de la selva de las bases frente, al extractivismo, acudimos por segunda vez a la Presidencia de la República del Ecuador para exponer a usted nuestro mandato, considerando que el estado ecuatoriano es suscriptor de importantes convenios y declaraciones internacionales en materia de derechos de pueblos indígenas como el Convenio 169 de la OIT de la Declaración de NNUU sobre pueblos indígenas; Declaración americana de pueblos indígenas y la Constitución del Ecuador, establece en el artículo 417 que: los tratados internacionales ratificados por el Ecuador se sujetaran a los establecido en la Constitución, y el artículo 426 menciona que: los derechos consagrados de la Constitución y los instrumentos internacionales de Derechos Humanos serán de inmediato cumplimiento y de aplicación. No podrá alegarse falta de ley y desconocimiento de las normas para justificar la vulneración de los derechos y garantías establecidas en la Constitución.

No se trata de cualquier consentimiento, sino que se debe respetar nuestro derecho a la autodeterminación y los estándares internacionales establecidos en materia de consulta y consentimiento como lo establecido en la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Sarayacu versus Estado del Ecuador, considerando que la consulta previa fue un proceso totalmente viciado y manipulado por la Secretaría de Hidrocarburos, que de ninguna manera reveló la posición de las comunidades y organizaciones legítimas y legalmente reconocidas por sus bases.

Lejos de existir un compromiso de respeto por la organización social de las nacionalidades indígenas, el gobierno inició un agresivo proceso de desconocimiento de las verdaderas organizaciones líderes, y empezó a legalizar a organizaciones y personas afines al propósito extractivista en la Amazonía, estimulando así, las acciones de violencia, sobre todo en contra de las mujeres lideresas.

En la implementación de los proyectos extractivos petroleros en el marco de la ronda sur oriente de la concesión de los bloques 79, 83, 28 y de la ampliación del bloque 10, así como el inicio de las operaciones mineras y concesiones a las empresas chinas ECUACORIENTE S.A. conocido como EXA, empresa LOWELL, ECUASÓLIDOS, BELARUISAN, OIL COMPANY, ANDES PETROLIUM y CELEC EP no se respetaron estos derechos; considerando que para el ingreso de las empresas mineras en el territorio Shuar se violentaron los derechos humanos fundamentales a la vida, fue y continúa militarizado el territorio, provocando el desalojo y amedrentamiento de las familias Shuar para facilitar operaciones mineras.

Los líderes indígenas que se opusieron a la implementación de los proyectos mineros fueron criminalizados, siguen perseguidos y han tenido que abandonar a sus familias y territorios, remontándose en la selva, por lo tanto, las mujeres de la Amazonía demandamos el cumplimiento del siguiente mandato:

1.- Las mujeres rechazamos y consideramos ilegales e ilegítimos cualquier contrato o firma de acuerdo de los dirigentes o representantes de los Gobiernos autónomos descentralizados con el Gobierno y/o a las compañías mineras, hidroeléctricas y madereras, ya que somos más del 50% de la población indígena, somos las portadoras de la vida, y cuidamos a las familias y a la madre tierra.

2.- Exigimos la anulación de los contratos y/o convenios y concesiones otorgadas por el gobierno ecuatoriano a las empresas petroleras y mineras en el centro sur de la Amazonía y exigimos que los territorios y pueblos indígenas sean declarados libres de actividades extractivitas como petróleo, minería, hidroeléctricas y madereras.

3.- Rechazamos la nueva licitación de los dieciséis bloques petroleros de la ronda sur oriente en los territorios indígenas de los pueblos Anduas, Achuar, Shuar, Kichwa, Shiviar, Huaroni y Zápara.

4.- Exigimos la nulidad de contratos de los bloques concesionados 79, 83, 74, 75 y 28, porque las resoluciones bajo nuestro derecho de la autodeterminación, ha determinado que no se acepta ni se aceptará ningún proyecto extractivista en nuestros territorios.

5.- Como mujeres indígenas rechazamos las socializaciones o consultas para proyectos extractivistas, porque en nuestros espacios de toma de decisiones ya hemos resuelto no más proyectos extractivos en nuestros territorios, respetando nuestro derecho a la autodeterminación; además las socializaciones y consultas no cumplen ni cumplirán con los estándares internacionales de la consulta y consentimiento previo, libre e informado como lo establece la sentencia del caso Sarayacu versus el Gobierno Ecuatoriano y los proyectos extractivistas generan una gran conflictividad interna, que pone en riesgo la supervivencia de los grupos más vulnerables como el pueblo Zápara, pueblos en aislamiento voluntario y mujeres de las nacionalidades amazónicas.

6.- Rechazamos profundamente la ampliación de la operación de la empresa AGIP OIL bloque 10 en los campos Impiquit y Moretecocha en territorios Kichwas, Záparas, Sarayacu, Shuar y Achuar.

7.- Exigimos el cierre de fuentes de contaminación que afectan las riveras de los ríos Villano y Curaray, así como la reparación integral de los territorios y comunidades afectadas por la Compañía AGIP OIL en el bloque 10 después de 28 años de operación.

8.- Exigimos el cierre de fuentes de contaminación, de la reparación integral ambiental y social, así como el reconocimiento y pago de deuda ecológica y las indemnizaciones respectivas por los daños causados en los territorios indígenas de los pueblos de Acopai, Siona, Cofan, Kichwa, Shuar, Huaorani y campesinos de la Amazonía del norte provincia de Sucumbíos y Orellana.

9.- Exigimos la cancelación y anulación del contrato entre el Estado y las empresas petroleras en el bloque 28 porque afecta el yacimiento de las cuencas hidrográficas más importantes del centro de la Amazonía, poniendo en riesgo la vida y supervivencia de los pueblos y nacionalidades indígenas que habitan en las cuencas donde nacen los ríos Yurakiyaku, Anzu, Pastaza, Arajuno, Bobonaza, Villano, Puyo, Pindo y Alpayaku.

10.- Exigimos que no se amplíen las operaciones petroleras y madereras en el parque Yasuní, nuestra casa, territorios ancestrales de Tagaere, Taromenane y Huaorani para garantizar la vida y supervivencia de las comunidades, evitando el etnocidio colectivo de los pueblos en aislamiento voluntario en la Amazonía ecuatoriana.

11.- Exigimos la nulidad de contratos y/o convenios y concesiones de proyectos mineros en territorios Warins Nankintz, Pananza, Tundaime, Cutucú, Shaimi y el Cóndor Mirador en la provincia de Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

12.- Exigimos que se anulen las concesiones de las empresas mineras ECUACORIENTE(EXA), ECUASÓLIDOS, LOWELL en los territorios ancestrales Shuar, Achuar, Saraguros y campesinos de la provincia de Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

13.- Rechazamos la construcción hidroeléctrica de la empresa CELEC EP en Morona Santiago.

14.- Exigimos que tomen las medidas necesarias para garantizar la seguridad y protección de las mujeres lideresas y las familias que se encuentran en los territorios, que por ser defensoras de los derechos humanos y la naturaleza actualmente somos amenazadas por defender estos derechos como en el caso de Patricia Gualinga lideresa de Sarayaku, de Nema Grefa presidenta de la nación Zápara del Ecuador, Alicia Cahuiya lideresa Huaorani, Gloria Ushihua lideresa Zápara, Margot Escobar activista de derechos humanos y la naturaleza entre otras.

15.- Exigimos el respeto de nuestras estructuras organizativas y la otorgación de nombramientos, sin que la Secretaría de la Gestión de la Política intervenga en nuestros espacios con toma de decisiones legítimas y democráticas como es el caso de Nema Grefa presidenta de la nacionalidad Zápara y el caso de Timoteo Guamoní de la nacionalidad Waorani.

16.- Exigimos respeto por parte del Gobierno Ecuatoriano a las organizaciones de mujeres constituidas bajo el derecho propio constitudinario (consuetudinario) y en consideración a nuestra autodeterminación.

17.- Exigimos el retiro inmediato de la presencia militar y policial en Nankintz, Taisha, Taime, Pananza, Cutucú y Shaimi territorios ancestrales de la nacionalidad Shuar y Achuar de la provincia de Zamora Chinchipe.

18.- Exigimos amnistía para los compañeros de la nacionalidad Shuar, que han sido desalojados y perseguidos políticos, para que puedan retornar a sus comunidades Nankintz y Tundaime: Ángela Antip, Domingo Ancuash, José Esach, Luis Tibira, Esteban Pandam, Pepe Akacho y otros líderes y lideresas.

19.- Exigimos que el Estado Ecuatoriano pida disculpas y sanciones a los responsables por las muertes de líderes como Bosco Bizum, Freddy Taisch y otros.

20.- Requerimos un estudio estadístico e investigación sobre caso de violencia física y sexual, incluyendo prostitución, para crear una política pública adecuada al contexto amazónico ecuatoriano sobre las mujeres indígenas amazónicas de las distintas nacionalidades, tanto en las ciudades como en la comunidades para prevenir la migración de nuestras comunidades.

21.- Exigimos una investigación profunda e histórica sobre la violencia sexual y de género asociada a las actividades mineras, petroleras y militarización, para que se apliquen sanciones necesarias y se brinden garantías para la no repetición en territorios indígenas amazónicas sector Villano y Amazonía Norte.

22.- Exigimos el cumplimiento de los derechos constitucionales de la no discriminación y realizar políticas públicas para luchar contra la discriminación de mujeres, hombres y jóvenes indígenas en las ciudades.

Nosotras las mujeres amazónicas aquí firmantes, exigimos el cumplimiento de nuestro mandato y daremos seguimiento del mismo.

Artículos relacionados