[Audio] Ecologismos queer, alianzas subversivas.

Ecologías Queer fue el detonante en esta sesión de conversación en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, a decir de la investigadora feminista Cristina Vega “para abrir un debate que todavía es incipiente, por lo menos en nuestro entorno, y yo creo que nos van a dar muchas luces”; y así fue. Cabe destacar que las reflexiones vertidas en este conversatorio podemos intentar sintetizarlas en dos grandes ideas; por un lado la posibilidad de repensar y resignificar categorías, como el ecologismo queer, que nos permitan reflexionar, cuestionar y transformar las relaciones espaciales en las cuales éstas se enmarcan; y en donde la articulación con la Naturaleza (entendida como producción social) es intrínseca. La segunda idea grande es cómo lxs actores eocologistas y movimientos ecologistas deben cuestionar de raíz esta relación binaria en su quehacer, pero sobre todo en producir formas nuevas con activistas y grupos de personas con identidades contrahegemónicas como lxs activistas eoclogistas queer.

Compratimos los audios integros de cada uno de las ponentes.

 


Intervención de la profesora-escritora y feminista de origen española Cristina Vega. Profesora de FLACSO.

El género y la sexualidad son fuentes y herramientas de control de un cierto orden que se ha construido en nuestras sociedades, que es un orden jerárquico, que es un orden asimétrico, pero que se construye a partir de un fuerte binarismo; un binarismo que se basa en el género, y un binarismo que se basa en la sexualidad. Esto produce un ejercicio de clasificación social, a partir de un argumento de fuerza, que es la naturalización; el orden social expresaría de esta manera una suerte de homologia con el orden natural; hay un orden natural, hay un orden social y ahí se produce una suerte de homología; esto es lo que en el feminismo hemos llamado la naturalización del orden social; la naturalización del género. Este es el argumento de autoridad, por ejemplo, que utilizan los grupos conservadores para afirmar que existen dos géneros,  el rosa y el azul y (que)* existe una única sexualidad, y además es complemataria, que es la heterosexualidad.


 

Intervención de Robin Leforestier, activista-investigadora ecoqueer de Francia, voluntario de Acción Ecológica.

… Ponemos unas pequeñas definiciones de lo queer. utilizamos dos. (1)Lo más evidente (son) las prácticas y/o identidades contrahegemónicas en términos de sexualidad, género y sexo; y el segundo sentido de esta palabra  va ser el lugar donde los límites (son) borrosas, se nublan; y vamos utilizar el verbo queerizar, que consiste en deconstruir y desnaturalizar las dicotomias del sistema (binario).

Hay un problema en los movimientos ecologistas con la invisibiliad de las personas trans, de las personas intersex y las personas queer en estos movimientos. Aunque sea consciente o inconsciente reproduce una violencia muy peligrosa que existe dentro de la sociedad. Durante nuestras investigaciones hemos encontrado que la teoría queer, es una contribucción urgente a los movimientos ecologistas, pues cuestionan muy fuertemente lo natura, la Naturaleza… Qué es la Naturaleza? Como la naturaleza ha sido caracterizado durantes tantos años como una fuerza histérica, como una fuerza feminizada y que se debía dominar; y de que manera eso fue construido en oposición con las identidades queer que fueron designadas como contranatural…


 

Intervención de Sofía Zaragocín, geógrafa y feminista.  Integrante del Colectivo de Geografía Crítica del Ecuador y profesora de la USFQ.

Mi acercamiento a la ecología queer va ser desde  la geografía crítica, en especial a la geografía queer, geografía feminista; en donde conocemos que se trata de la producción del espacio en relación a (las)relaciones de género o identidad(es)-prácticas queer. Estoy comprendiendo en estas reflexiones de la ecología queer como la interseccionalidad entre sexualidad y naturaleza, por lo que al unir estas dos visiones críticas, estoy priorizando el espacio de la naturaleza. Y hay dos acercamientos espaciales que me han interesado a través de la literatura; la primera es un reclamo al espacio y si el espacio muestra la heteronormatividad, el heterosexismo en el cual vivimos y la Naturaleza la incluimos como tal; entonces hay un reclamo espacial que ocurre cuando buscamos justicia ecologista y justicia sexual, (aquí) se unen estas dos luchas al ahora de apropiarnos de la Naturaleza. Por otro lado la relación del espacio-naturaleza con la política sexual de los espacios de la Naturaleza; es decir que los espacios modernos de la Naturaleza han sido influenciados por instituciones y prácticas que han asumido e impuesto ciertas relaciones sexuales sobre y dentro del paisaje…


* los paréntesis son responsabilidad de esta Agencia, con la finalidad de ayudar en la lectura, a propósito de la transcripción del audio original.

Artículos relacionados