[Defensores] El agua sigue sin llegar, afectados por Hidrotambo

El día de ayer, se realizó en la Demarcación Hidrográfica de la Secretaría Nacional del Agua (zona Guayas), una audiencia más, donde los habitantes afectados por el proyecto hidroeléctrico de la compañía Hidrotambo, se trasladaron para dar presentar una acción extraordinaria de revisión de la autorización de aprovechamiento de agua otorgada a la empresa Hidrotambo repleto de irregularidades y sin primeramente garantizar el uso de agua para las 140 comunidades campesinas aguas arriba de la hidroeléctrica. La empresa hidroeléctrica ha usado tácticas de intimidación, y oposiciones administrativas a las comunidades dentro de la cuenca que drena a su Central desde hace más de una década para que los campesinos no reciban sus autorizaciones de uso de agua.

Antescedentes.

La Comunidad de San Pablo de Amalí ubicada en la parroquia San José del Tambo, cantón Chillanes, provincia de Bolívar está siendo afectada desde hace diez años por una serie de engaños, hostigamiento, y hasta la amenaza de tener que abandonar sus tierras desde que la Compañía Hidrotambo S.A. tiene la concesión de las aguas del río Dulcepamba. Esta empresa está conformada por tres firmas nacionales (Plasticaucho Industrial S.A., Electrogen S.A. y Corporación para la Investigación Energética -CIE-) y una española Ingehydro SL.

Revisar La lucha es por el agua. San Pedro de Amalí resiste


Aproximadamente 180 personas de las comunidades de la cuenca del Río Dulcepamba, se concentraron a fueras de las instalaciones ya mencionadas de SENAGUA; la mitad de ellos entraron a la audiencia con la subsecretaria de la Demarcación Hidrográfica del Guayas Ab. Vaneza Plaza Aguiño. El abogado Yaku Pérez acompaña el proceso que buscar revocar el acaparamiento del uso de agua por parte d de la empresa; en la audiencia el SENAGUA se coprometíó entre otras cosas a restablecer “hasta el fin de la semana que viene darán los Derechos al agua a Enerio Quintoa y Ramiro Penaherrera”; b) para el 4 de septiembre en una reunión en Guaranda, en las instalaciones de SENAGUA, pondrán fechas a las inspecciones pendientes en la zona de conflicto. El abogado, actual presidente del ECUARUNARI, enfatizó en rueda de prensa y durante la audiencia:

es importante redistribuir el acceso al agua, no puede primar el derecho a la empresa y a los agricultores negarsela

Ramiro Peñaherrera y Enerio Quinatoa son campesinos de la zona quienes han esperado 3 y 2 años respectivamente aprobaciones de uso de aguapor parte de SENAGUA, tendiendo que pasar por audiencias arduosas con la empresa privada Hidrotambo que opuso a sus derechos al agua, refiere en entrevista especialista en la zona por parte de Acción Ecológica.

Hay que precisar que si SENAGUA cumple su compromiso de autorización del uso y caudal del agua a los campesinos Enerio Quinatoa y Ramiro Peñaherrera a pesar de la oposición de la empresa Hidrotambo, sentará un precedente para las otras oposiciones presentadas por Hidrotambo a otros grupos y comunidades de la cuenca del Río Dulcepamba aguas arriba de la hidroeléctrica, demostrando cumplimento con la Prelación de Usos (Art. 86 de la LORHUyAA).