Arranca la Escuela de Soberanía Alimentaria en Cotacachi

Con el “pago” del horno con ofrendas de flores, cáscaras de huevo, hojas de penca, velas, una chakana dibujada con semillas de maíz y fréjol, frutas, un mediano para el maestro en agradecimiento y fuego, las mujeres del Comité de Mujeres de la Unorcac junto con el Instituto de Estudios Ecologistas del Tercer Mundo “IEETM”, inauguraron la escuela de Soberanía Alimentaria en Cotacachi.

En este evento, se reflexionó en torno al vínculo de lo espiritual con el cuidado de la Pachamama, del agua, de la tierra, de los cultivos, de las semillas desde la concepción andina de que el espíritu del horno está relacionado con todos los demás seres y además formado y nutrido por estas. El generar buen calor y cocinar bien los alimentos, depende de que el pago se haya hecho adecuadamente, con generosidad y respeto. La ritualidad implica la relación de integralidad con la naturaleza que genera vida, alimento, calor, cultura.

Así, el pago del horno impulsó la reflexión sobre la soberanía alimentaria y los pueblos, su derecho a decidir qué producen, cómo y para quién; y sobre los elementos y acciones necesarias para seguir tejiendo autonomía más ahora frente a las crisis social, ecológica, económica y política. La organización indígena conformada por 45 comunidades kichwas, ha impulsado históricamente la defensa del territorio y la agrobiodiversidad siendo referente de lucha por los derechos colectivos y la soberanía alimentaria también como parte de la Vía Campesina.


La escuela conformada por jóvenes y mujeres de las comunidades, incluye talleres prácticos de gastronomía andina y herramientas de la comunicación para difundir las acciones que la organización y los y las jóvenes lleven adelante para el fortalecimiento de la soberanía alimentaria desde sus intereses. La participación a este evento fue amplia, se contó con la participación de 50 personas de distintas y comunidades, además con el acompañamiento de las dirigentes del Comité de Mujeres e integrantes del IEETM